Nuevo Reino Beach Club

Este proyecto, situado a pie de playa, parte de la intención formal de obtener esa panorámica que permita disfrutar del paisaje desde cualquier punto del edificio. Al tratarse de un club de playa, se considera de vital importancia la segregación de usos del mismo, principalmente el que se encuentra de cara al público con respecto al que cobija los entresijos de todo negocio hostelero. Así mismo, la parte que alberga a los clientes, tiene la posibilidad de cerrarse mediante una cristalera, tanto en el perímetro como en la cubierta, o dejarla abierta y disfrutar del microclima de la zona.